© Rosendo López 

Beneficios de la terapia floral

 Trata los diferentes los miedos: perder el control, oscuridad, enfermedad, temor por los seres queridos.

Reconduce el sentimiento de culpa por acciones fallidas.

Otorga confianza. Mejora los estados de indecisión. Da constancia para alcanzar metas.

Trata los shocks traumáticos y sus secuelas disminuyendo su impacto emocional.

Contribuye a un cambio de perspectiva ante las situaciones que no agobian.

Ayuda a definir las necesidades vitales en el

trabajo, familia...

Alivia el cansancio físico y psíquico. Otorga fe

y esperanza ante las enfermedades largas.

Disminuye los pensamientos reiterativos proporcionando calma y distancia de los mismos.

Es de uso sencillo e inocuo.

Mejora los sentimos asociados a situaciones emocionales conflictivas.